Cerrar

Consigue inversión para tu startup: claves y tipos de inversores

Inversión

¿Tienes una startup y te gustaría obtener ayuda de posibles inversores?

Kardum Tech S.L

Kardum Tech S.L

Publicado el lunes, 11 de julio de 2022 a las 09:00

 
Fuentes de inversión más comunes
  • Red de conocidos

Ideal para la primera etapa de tu startup. Se trata de la fuente más sencilla de conseguir y te asegura dar los primeros pasos. La red de conocidos (o las 3F) reúne a los amigos, los familiares y los inversores que confían en tu idea de negocio (en inglés, correspondiendo a las tres F, son friends, family and fools).

  • Incubadoras

Estas son organizaciones diseñadas para ayudar a las nuevas empresas a convertir sus ideas en productos. A cambio de un aporte de capital (<20K), reciben un porcentaje de la compañía.

Para las startups son clave, ya que brindan conexiones y un equipo de mentores (en organización, estrategias, marketing, etc.) para acelerar el inicio y ayudar con el crecimiento.

  • Business angels

Son personas o grupos que invierten su dinero en la fase inicial de compañías emergentes, a cambio de una participación en capital. Estos inversores no solo invierten su dinero en un proyecto, sino también su tiempo, porque son apasionados de los negocios y la tecnología. Además, la red de contactos del business angel ayuda en el nuevo plan de negocio.

Buscan inversiones de alto riesgo y gran potencial de crecimiento; pretenden convertir las startups en marcas más sólidas. Los business angels son muy valorados, porque poseen mucho conocimiento del mercado y de los negocios.

  • Capital de riesgo o Venture Capital

Se tratan de sociedades anónimas cuyo objetivo principal es proveer financiación (de diferentes formas), así como asesoramiento, sobre todo a PYMES y startups. Pueden invertir a cambio de un porcentaje de la empresa o un porcentaje de las ventas hasta recuperar el capital entregado. Por lo general, invierten montos mucho más elevados y en fases más avanzadas del proyecto, y se involucran en el manejo de la empresa.

Se diferencian por la etapa en la que intervienen, su anonimato y el monto de la inversión. Se interesan por inversiones de bajo riesgo y colocan su atención en los planes futuros y los números actuales, entre otros datos, para cuidar su inversión.

  • Crowfunding

El crowfunding implica a las redes de micro financiación colectiva en las que un número elevado de inversores o clientes financia un proyecto o producto. Este tipo de inversores es más desinteresado, no se implica en el funcionamiento del negocio. 

Resulta una forma fácil de conseguir financiación sin arriesgar demasiado, porque como emprendedor no necesitas dar parte de tu empresa para conseguir fondos. A cambio del dinero recibido, puedes ofrecer descuentos o regalos relacionados a tu producto o servicio. 

Existen dos tipos de crowfunding: el «crowfunding tradicional» o micromecenazgo y el «equity crowdfunding». El primero es un mecanismo colaborativo de financiación que conecta empresas que necesitan inversión con inversores, mientras que en el segundo se consigue una participación en el capital de la empresa con un retorno a través de beneficios, rentas, acciones o participaciones de la firma.

 
Foros de inversión, una alternativa para conseguir capital

Los foros de inversión son eventos en los que las empresas presentan su producto o servicio para conseguir, a través de networking u ofertas de financiación, la inversión que están requiriendo. Como emprendedor, puedes realizar una presentación de tu proyecto y luego resolver dudas y reunirte con posibles inversores interesados.

Asimismo, este tipo de eventos es una buena oportunidad para hacer networking y conocer a otros profesionales con los que podrías colaborar en el futuro. Incluso si existen inversores que ahora no están dispuestos a dar su dinero, quizá sí podrían querer involucrarse en el proyecto de otra forma (por ejemplo, con conocimiento acerca del sector).

 
Etapas del ciclo de inversión
 
1. Inicial

Esta es la etapa para solicitar el capital semilla que te permita seguir adelante. Es el momento de utilizar el patrimonio propio o valerte de tu red de conocidos, para validar la idea y llevar a cabo los siguientes pasos: constituir la empresa, crear el producto, etc.

2. Startup

Para crear la sociedad y obtener financiamiento para el desarrollo del negocio, puedes buscar un capital inicial. Familiares y amigos, business angels y equity crowfunding (a cambio de una participación de la empresa) o tradicional crowfunding (conectar con inversores a cambio de algún regalo) son las opciones posibles a las que acudir.

3. Supervivencia

En esta etapa, se maneja el cashflow diario y se abren las primeras rondas de financiación para crecer y dar los siguientes pasos, captar más clientes. Luego, puede venir un crecimiento rápido y exponencial donde dejas de ser una startup para empezar a convertirte en una empresa.

Podrías buscar programas de subvenciones o estudiar una posible venta de la compañía o una fusión para ganar ventaja competitiva (con respecto al mercado, al conocimiento, etc.). Comprobado ya que la empresa está en pleno crecimiento, es el momento ideal para un exit y recupero de la inversión con grandes beneficios.

Aquí las fuentes de capital que se pueden conseguir son:

  • Autofinanciación
  • Capital de riesgo
  • Programas de subvenciones, gubernamentales
  • Bancos y otras entidades financieras
4. Madurez

Si has llegado a esta etapa, has superado la incertidumbre. Tienes que decidir si continúas con el negocio y sigues creciendo o si, al final, optas por vender la empresa. Entre las alternativas de las que dispones, ten en cuenta los bancos y otras entidades financieras, y la salida a bolsa si cumples con los requisitos.

 
¿Es tu empresa invertible?

Para responder de forma positiva a esta pregunta, tu empresa tiene que ser escalable. Es decir, que deberías poder aumentar los ingresos sin incrementar los gastos. Asimismo, la posible futura salida (más conocida como exit) tiene que poder producirse en un tiempo razonable, con el dinero invertido, multiplicado en X veces. 

Otro factor muy valorado por los inversores es la valía del equipo fundador en cuanto a:

  • Experiencia en liderazgo.
  • Conocimiento del sector.
  • Compromiso y dedicación.
 

Conseguir inversión para tu startup es posible si sabes qué necesitas y dónde acudir, dependiendo la etapa en la que se encuentre tu negocio. Recuerda siempre que el fin último es llevar adelante tu emprendimiento y lograr que funcione.

5
1.580 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar