Cerrar

¿Cuál es la importancia de un contrato?

contratos

¿Qué tipos de contratos existen?

Pablo Tomnsi

Pablo Tomnsi

Publicado el lunes, 21 de mayo de 2018 a las 09:58

En un principio se debe definir que es un contrato, en pocas palabras un contrato se puede definir como un acuerdo al que se llega entre dos o más personas. Estas dos o más personas se comprometen a hacer un asunto determinado. La mayoría del tiempo los contratos son hechos por índole económico.

Asimismo, hay dos tipos de contratos que se conocen y son verbales o escritos. Los dos tienen la misma importancia pero es mucho más fácil demostrar un hecho, en caso que llegue a ocurrir un problema, si el contrato es escrito porque hay pruebas y está firmado por ambas partes.

Por lo que, al hacer un contrato lo más inteligente seria hacerlo de manera escrita. De hecho, cada día se hacen contratos verbales y escritos. Al pagar la cuenta de un restaurante se está llegando a un acuerdo que por un precio determinado se recibe cierto servicio y artículo, eso es un contrato. Otro ejemplo claro de ello es al quedar para ir a tomar un café con un amigo, es un acuerdo entre dos personas lo que en esencia es un contrato.

Pero los contratos que se tienen en la vida diaria en su mayoría son simples e incumplirlos no trae ningún castigo. Por otra parte cuando estos contratos se llevan a grandes escalas como a empresas, profesionales o relaciones comerciales los contratos tienen un mayor peso. Y en caso de incumplir los contratos comerciales estos pueden llevar sanciones. Y por ello es que son la mejor herramienta que tienen tanto las empresas, los clientes y los aliados comerciantes.

Por ejemplo, en las relaciones comerciales un contrato es indispensable porque formaliza cualquier acuerdo al que se quiera llegar. Y en el contrato quedan plasmadas de manera explícita las obligaciones y responsabilidades que cada parte asume. Los contratos también evitan reclamos y malentendidos que no son necesarios porque ya se dejaron claros al momento de hacerlo.

En caso de necesitar plantillas de contratos en la siguiente página se pueden encontrar estas descargas de modelos de contratos y documentos si no se tiene ninguna idea de cómo hacer un contrato. Pero lo más recomendable es encontrar un abogado que maneje estos asuntos y que esté entrenado en hacer documentos de este tipo.

Por otra parte hay diferentes tipos de contratos a los mencionados anteriormente. Hay un contrato bastante importante que es usado diariamente en todas partes del mundo. Y es el contrato que se hace cuando un empleador decide contratar a un trabajador. Obviamente en cada país las leyes son diferentes y dependiendo de cada una pues los contratos varían.

Estos contratos básicamente especifican que el trabajador va realizar una serie de funciones específicas que serán impuestas por el empleador a cambio de una remuneración económica o de otra índole. Este tipo de contrato también puede ser oral o escrito pero al momento de despido o de cualquier otro conflicto por una de las dos partes, el escrito permanece en el tiempo mientras que el oral no.

¿Qué tipos de contratos entre empleadores y trabajadores existen?

Existen varios tipos dentro de esta categoría y son:

Contrato indefinido: este contrato en esencia no tiene fecha de culminación solo de inicio y se puede alargar durante tanto tiempo como el empleador desee. Este tipo de contratos puede ser utilizado para cuando se necesite cumplir con una tarea pero no se sabe cuánto podrá durar esta tarea.

Estos contratos también los utilizan cuando se quiere emplear a alguien pero no se sabe cómo es a nivel de inteligencia y de personalidad. Es decir, este contrato indefinido puede ser una prueba para dejar a alguien fijo en la empresa dependiendo de su comportamiento.


Contrato temporal: este contrato al contrario del otro si tiene un tiempo de culminación definido y existen varios factores por los cuales este contrato puede ser establecido:

Servicio u obra determinada: en este caso el trabajador laborará hasta que cierta tarea específica esté terminada. El detalle con este contrato es que no puede ser mayor a tres años.

Eventual por exceso de producción: este contrato sucede cuando hay muchísima producción o muchos pedidos en una empresa y el personal existente en la misma no es suficiente. Por lo que se contratan a más personas hasta que se puedan sacar estos pedidos.

Aprendizaje y formación: estos contratos son en su mayoría prácticas profesionales o pasantías de jóvenes que quieren poner sus conocimientos en práctica. Estos contratos pueden variar según el tiempo necesario para el aprendizaje pero no pueden ser mayores a 3 años. Algunos tienen una retribución económica y otros no, esto depende de la empresa.

S/V
visitas hoy 4 · visitas total 636

Usuario: PabloTomnsi

Empresa: Pablo Tomnsi

Canal: Desarrollo Local

Fecha publicación: 21/05/2018 09:58

Url: http://desarrollolocal.emprenemjunts.es/?op=8&n=16247

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 11:50

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar